viernes, 27 de junio de 2014

Los secretos de la Presa de Respomuso

Esta entrada en el blog es muy especial, he contado con el testimonio de D. Elías Malvar Ogando, que trabajó empleado de administrativo durante unos años en la construcción de la Presa del Respomuso. Ha contado muchas anécdotas y datos curiosos. Nos conocimos “virtualmente” cuando buscaba información por internet y di con él.

Desde aquí le quiero agradecer su ayuda rescatando sus recuerdos y compartiéndolos con todos. Reproduzco textualmente los recuerdos de Elías:



“Habiendo participado yo en la construcción de esa obra, como empleado administrativo de la empresa constructora, puedo añadir lo siguiente:

Ninguno de los  500 obreros  eran presos políticos (Este dato lo aporta contra la creencia de que allí trabajaron presos).- Procedíamos, principalmente de Galicia y de Andalucía, igualmente los operarios y los capataces y encargados.  

Había también  un viejo receptor de radio, que difícilmente captaba las emisiones de "Radio -Tanger", en onda corta.  Les escribían cartas a mujeres que se anunciaban en esa emisora, solicitando relaciones sentimentales y alguno terminó así en matrimonio.     

Todos los embalses, centrales hidroeléctricas, etc., que existen en esta zona, fueron construidas por la empresa OBRAS Y CONSTRUCCIONES INDUSTRIALES, S.A. (O.C.I.S.A.), cuyo propietario era el BANCO URQUIJO.

Se inició la construcción de la capilla dedicada a la Virgen de la Nieves al final de las obras. Solamente tuvimos algún acto religioso ya antes de la construcción de esa capilla, en una ocasión en que un  sacerdote jesuita nos visitó, llevándonos  queso procedente de donativos de origen estadounidense. 

El salario de un peón era de 15,50 ptas/día, en jornada de 8 horas;  pero se trabajaba normalmente  dos horas más, que se abonaban como extraordinarias, con un 20%  de aumento. 

Se trabajaba también todos los domingos y días festivos, y esas horas, eran consideradas todas ellas como extraordinarias, y se abonaban con el consiguiente aumento que señalaban la reglamentación oficial de aquella época. Solamente se descansaba en la festividad franquista del 18 de julio.

Se utilizaban mucho los destajos, consistentes en abonarle a un grupo de obreros una prima especial por realizar una labor determinada. En aquellas fechas, entre horas  extraordinarias y primas, un obrero podía ganar hasta unas mil pesetas mensuales,  que suponían un sueldazo en comparación con lo que se ganaba en otras zonas de España. 

La vida en aquel centro de trabajo era muy penosa, debido a la climatología, pero se veía compensada porque se ganaba unos  salarios mucho más elevados que en cualquier otra obra situada en otras zonas mejor situadas.

Pero también había alegrías. Los que allí trabajaban, se pasaban varios meses sin ver personalmente el rostro de ninguna mujer y cuando alguna excursionista merodeaba raramente por allí, al verla, se alborotaba el gallinero...

Los materiales de construcción eran transportados desde La Sarra por un teleférico que solía descarrilar con mucha frecuencia. Las piezas muy pesadas se subían hasta Respomuso desde La Sarra, arrastrándolas sobre plataformas madera, de las que tiraban varios obreros, que tenían una prima dineraria muy especial,  según el tiempo que empleasen.

El dueño de todo este complejo hidroeléctrico era ENERGIA E INDUSTRIAS ARAGONESAS, S.A.- El principal accionista de esta Entidad, también era el Banco Urquijo. O.C.I.S.A. construyó estas obras, por el sistema económico de administración. Percibía un 10% de beneficio sobre el costo total de las obras. (Teniendo Energía e Industrias Aragonesas y OCISA como principal accionistas al Banco Urquijo, todas las ganancias, o pérdidas que podía ocasionar este sistema de contratación, se quedaban en casa de los Urquijo...)

OCISA tenía centralizado en Sallent de Gállego un equipo técnico, formado por unos seis ingenieros de caminos, otro equipo topográfico con personal altamente cualificado, y un laboratorio para controlar la fabricación de los hormigones, etc. 

Los áridos, arena y grava, se producían en canteras que tenía la empresa en aquella zona. Se analizaba su composición química y se hacían varias probetas, con diferente dosificación de cemento y agua, hasta conseguir la mezcla que obtenía en el laboratorio el mejor resultado.

También se analizaba diariamente, la humedad que tenían los áridos, ocasionada por cambios climáticos, para aumentar o disminuir la cantidad de agua que debía utilizarse en el amasado del hormigón.

La estructura de los embalses se forma con grandes bloques superpuestos, para evitar grietas de dilatación. Se sacaban probetas del hormigón utilizado en cada uno de estos bloques; a estas probetas se las sometía una prueba de resistencia 28 días después, en el laboratorio de Sallent y, si no daban la la resistencia exigida, se destruía el bloque correspondiente a estas muestras.

Las estaciones de fabricación del hormigón destinadas al hormigonado del túnel que conducía el agua desde Respomuso hasta Ibociecho estaban situadas algo alejadas. A las vagonetas que lo transportaban, se les controlaba rigurosamente el tiempo que invertían en el transporte, y si pasaban más de cinco minutos del tiempo marcado, antes de su utilización, se inutilizaba ese hormigón, y se desperdiciaba.

También se tenían en cuenta las bajas temperaturas existentes que existían en algunos días, y que podían dañar el fraguado del hormigón. Para evitarlo se utilizaban a veces anticongelantes.

En Respomuso, residía un Ingeniero de Caminos, permanentemente, al pie de obra, para dirigir y controlar meticulosamente todas las operaciones de la construcción del embalse, y también de la perforación y hormigonado del anillado del túnel. Se alojaba allí en una buena vivienda para Ingenieros, que posiblemente se conservará aún, próxima al embalse. (La debieron de demoler) .

En la perforación del túnel, canteras, etc. se utilizó gran cantidad de dinamita-goma-2 y de otro tipo de dinamita que llamábamos dinamita-negra. Detonadores óctuples y mecha triple. Raramente se utilizaron detonadores eléctricos para realizar explosiones combinadas múltiples.

Me parece recordar que también se inició la construcción de otro pequeño embalse más arriba de la presa de Respomuso, que no se si finalizó entonces su construcción, no sé por qué razones de carácter técnico o de utilidad rentable. (Este embalse nunca se terminó)

Existía  un economato laboral, al pie de obra. Los obreros  adquirían los artículos alimenticios a precios muy bajos y cada uno se cocinaba individualmente su comida. Había una cocina general, en la cual varios obreros cuidaban de los pucheros que cada obrero le entregaba individualmente para su cocción.

Los obreros  dormían en barracones de madera, recubiertos de techolita. No se pasaba frío, porque como la empresa era productora de electricidad, teníamos su consumo gratis y solíamos construir estufas eléctricas rudimentarias, enrollando alambre sobre un tubo de uralita. Además, a un amigo mío, le conté veinte mantas en su cama, que eran facilitadas gratuitamente por la empresa.

Solamente se trabajaba entre los meses de abril a noviembre aproximadamente debido a la climatología de aquellas altitudes pirenaicas, permaneciendo después cerradas las obras y cada obrero se marchaba a su región de origen.

El agua del embalse de Respomuso es conducida  por un largo túnel hasta Ibonciecho. Desde allí hay una tubería de acero muy reforzada que debido al gran desnivel existente  produce una elevada fuerza hidráulica que impulsa las turbinas de la central hidroeléctrica de La Sarra, consumiendo poco caudal de agua. Cuando esta central hidroeléctrica estaba aún en período de pruebas, la elevada presión del agua rompió una aleta defectuosa de una turbina, que perforó la carcasa y salió disparada hasta el techo de la central. No ocurrió ninguna otra desgracia, porque  existía un dispositivo de seguridad que disparó el cierre de las compuertas de apertura en la salida del túnel. "





El ibón de Respomuso, en el circo de Piedrafita,  fue recrecido artificialmente en los años 50 por medio de una presa de hormigón de contrafuertes, que fue un reto de la ingeniería en su época por su compleja ubicación. Fue proyectada por Vallarino y Ripio y se concluyó en el año 1958

La presa mide  55 m de altura y 207 m de longitud de coronación. Tiene un único de desagüe de fondo, equipado con dos válvulas de compuerta.

El embalse consigue un aprovechamiento hidráulico integral de la zona, al recibir  aportación de aguas de una cuenca captada en la presa de Arriel Bajo y conducida por una tubería de hormigón. Otra aportación lateral que se capta en Pondiellos Alto y se canaliza a la chimenea  de la central.
Durante su construcción los obreros tenían que pasar largos periodos allí instalados y se llegó a construir un pequeño pueblo y la iglesia mencionada. Una reseña publicada en el diario ABC el domingo 19 de septiembre de 1954

 “Una capilla en el Pirineo: Una capilla, en pleno Pirineo, a 2.130 metros de altura, ha sido bendecida y consagrada por el obispo de Jaca. Está situada esta ermita en el circo de Piedrafita…y ha sido construida y donada a la diócesis de Jaca, quien la colocado bajo la advocación de la Virgen de las Nieves, por la empresa constructora,… a fin de que sus empleados y obreros, en número de unos quinientos, puedan asistir a los servicios dominicales religiosos, ya que lo agreste del terreno impide bajar con frecuencia a los poblados.”

Para la construcción de la presa se construyeron muchas instalaciones: Además del economato, barracones, casetas diversas, almacenes, una central de machaqueo de áridos para preparar la grava, canales para trasladar agua entre las cuenta de los ibones de Arriel y el de Respomuso, un teleférico para subir materiales por el collado de Musales, silos para almacenar los áridos, pilonas con poleas para mover hormigón…

A lo largo de diferentes campañas se han ido desmantelando y retirando la mayoría de esos restos, aunque todavía quedan visibles muchos de ellos.

Fuentes
D. Elías Malvar Ogando www.malvarelias.blogspot.com 
Circo de Piedrafita y Refugio de Respomuso Editorial Prames
Fotografías: Carlos Ruiz de  Clavijo

5 comentarios:

  1. Agradecería a algún superviviente que también haya participado en la construcción de la presa de Respomuso, o resida aún actualmente en Sallent de Gállego, y que me recuerde aún, tenga la amabilidad de ponerse en contacto conmigo. Mi dirección es la siguiente:
    eliasmalvar@hotmail.com
    www.eliasmalvar.blogspot.com
    986-764142

    ResponderEliminar
  2. Gracias! muy interesante. Siempre cuando estaba ahi me hacia muchas preguntas! aclaradas muchas.

    ResponderEliminar
  3. Respecto a la casa del Ingeniero. Yo dormí en ella a principio de los 90, porque tanto el refugio como la iglesia estaban llenos. La casa se conservaba en muy buen estado, por lo que me ha sorprendido el comentario que la hayan demolido. Incluso recuerdo que quedaba algún barracón.

    ResponderEliminar
  4. estaría en mal estado, parece ser que hubo una campaña de limpieza y retiraron lo que no se utilizaba.

    ResponderEliminar

Gracias por tu opinión, sugerencia o crítica, siempre que sea constructiva